Cuentos de duendes, fantasmas y hadas Boletín Electrónico Gratuito de Cuentos y literatura infantil Literatura infantil y juvenil VER NUEVOS LIBROS cuentos y poemas infantiles Cuentos para chicos Reseñas de libros recomendados
¿Te gustan estas lecturas?
CUENTOS PARA CHICOS
Actividades de
Promoción de la Lectura
y la Literatura Infantil
y Juvenil

Soles de niña (Poesía)
María Fernanda Macimiani

La niña mira
curiosa el cielo.
La niña pinta
un sol de caramelo.

Sus rayos dulces
tiñen de colores
las noches oscuras
todos los rincones.

Los rizos de sus soles
Se enredan en el viento
juegan con las manchas
y las hadas de los cuentos.

Ella pinta primaveras
sin lágrimas traviesas
sueña finales felices
como sus soles de seda.

Premio Pregonero Periodismo Digital

Publicado en la Antología de literatura infantil “A la hora de la siesta. Magia y rebeldía”, por Enigma Editores, año 2012.

Promoción de la lectura, literatura infantil y juvenil y libros para niños. Léeme un Cuento© 2000 - 2014
Premio Pregonero 2011 Periodismo Digital. Premio Hormiguita Viajera 2014 Revista Virtual de LIJ.
Un granito de arena en el mar, con orgullo de dar un espacio de cuentos y rimas desde mi alma a muchas otras... Si te gusta esto, comparte con tus amigos este enlace. Y poné tu granito de arena...GRACIAS! M.F.M.
Página de cuentos infantiles libros para chicos Twitter de literatura infantil cuentos y libros para chicos

Estos 12 cuentos escritos por chicos de" tercer año B" de la Escuela Pío Xll Murialdo, de Villa Bosch.
Estos trabajos fueron expuestos en la Exposición de Fin de Año del Colegio en un hermoso espacio
ambientado por la señorita Ana, los chicos y la ayuda de los padres.

Ver los nombres de los autores ACÁ


UNA AVENTURA MUY “ESPACIAL”

Era un día muy aburrido, llovía . De pronto se me ocurrió una idea buenísima. Me fui al garage y me fabriqué una nave espacial con un rollo de papel, una botella de gaseosa y un aerosol plateado que me compró mi mamá.
Esa tarde vinieron unos amigos a mi casa y jugamos sin parar, hasta que la nave se nos fue al terreno de al lado.
Como yo estaba muy triste le pedí a mi papá que me construya una de verdad. Así lo hizo. Era hermosa, brillante y muy grande.
Abrí la puerta principal de la nave y nos metimos dentro de ella con mis amigos y mi hermano . Nos sentamos en unos asientos de goma, nos pusimos el cinturón de seguridad y comenzamos a tocar todos los botones, y cuando sentimos una explosión, la nave empezó a funcionar . No podíamos creer lo que nos estaba pasando. ¡ Era una sensación maravillosa!
Al mirar por la ventana nos dimos cuenta que ya no veíamos ni casas ni gente. Estábamos volando por el espacio, muy lejos del continente.
Empezamos a ver estrellas grandes y pequeñas por todos lados, una luna enorme y planetas multicolores.
Nos asustamos muchísimo y no sabíamos como volver.
De pronto empezó a sonar una alarma pero no era de la nave, era el despertador que me avisaba que debía levantarme para ir al colegio.
Me alegró mucho saber que todo fue un simple sueño que me divirtió muchísimo.

RAMIRO LOSADA


Había una vez, cuatro chicos como todos los chicos, eso sí, los cuatro eran amigos. Uno era Franco, otro era Lucas, otro Fede y otro Matías. Un viernes, la seño Ana les dijo a los chicos del Pío XII de 3ºB que el lunes que viene se iban de campamento toda la semana. Y les avisó que este fin de semana vayan preparando los bolsos así el lunes ya tenían todo listo. Los cuatro amigos hicieron caso y esperaron ansiosamente el lunes.
Luciano, un chico al que no le gustaba jugar al aire libre, no le parecía buena la idea de ir a gastar energía trepando árboles, explorando a la noche, pescando, y todo lo que se puede hacer en el campo. A él le parecía mucho mejor estar cinco horas seguidas concentrado en la computadora o en la Play Station. Así que agregó a sus bolsos su video juego a pilas.
Llegó el lunes y apenas arrancó el micro del viaje todos los chicos empezaron a gritar:-¡Bariló, Bariló, nos vamos a Bariló!-
Mientras todos gritaban, los cuatro amigos empezaron a charlar y a jugar a saludar a la gente por la ventana. Lucas y Franco adelante, Matías y Fede atrás. Al llegar, los chicos empezaron a gritar:-¡Bariló, Bariló, llegamos a Bariló!-(Ellos gritaban eso solo porque iban de viaje, no porque iban a Bariloche.)
Cuando terminó el griterío, la seño dijo:-Bueno chicos, salimos, buscamos un lugar y armamos las carpas.- Pasaron días de diversión y el jueves pasó algo que no creo que se lo imaginen.
El mismo jueves, a las doce de la noche la seño despertó a todos, los reunió y les dijo:- Ahora chicos llegó el momento de ir a explorar con sus linternas, y no se vayan muy lejos.- Como siempre, Luciano, se quedó en la carpa jugando a sus videos juegos a pilas.
Franco, Matías, Fede, Lucas encontraron una cueva. Franco y Lucas decían:-¡Entremos!- Matías y Fede decían:-¡No!- Y Franco dijo:- Bueno, si ustedes no quieren entrar nosotros sí vamos a entrar.- Y fue así, Lucas y Franco entraron y Fede y Matías se quedaron afuera. Y enseguida Matías y Fede se decidieron y dijeron:- Bueno, entramos.- Entraron y después de una larga caminata vieron un tesoro, sin saber que detrás de ellos los esperaba una momia.
Lucas se dio vuelta y dijo:-¡Una momia!¡Corramos!- y Matías dijo: -¡Justo del lado de la salida tiene que haber una momia!- Corrieron lo más rápido que pudieron, y rápidamente la momia se quedó atrás, sabiendo que más adelante había más de las suyas.
Matías al ver adelante suyo y de sus amigos a las demás momias exclamó:-¡No hay salida!- Y Franco dijo:-¡ Miren un agujero en esa pared!¡Entremos, rápido!- Entraron, y de inmediato una puerta de piedra los encerró. El lugar era aterrador y aún así, tuvieron que dormir ahí. La seño los buscaba desesperadamente.
Al día siguiente, Lucas se despierta primero y encuentra una salida, y enseguida despierta a sus amigos y les avisa diciendo:-¡Che, despierten, encontré una salida! Salieron, buscaron a la seño y le contaron todo. Fede le contó lo de las momias, Franco lo del agujero en la pared, Lucas lo de la salida y Matías lo del tesoro. La seño no lo podía creer, los chicos le insistían y la seño finalmente creyó. Entonces la seño llamó por teléfono a unas personas para que rescaten el tesoro y lo pongan en un museo. Los felicitó a los cuatro por encontrar el tesoro. Para los demás chicos fue un simple campamento pero para ellos fue una aventura. Y la leyenda del tesoro y de las momias dice que el que quiera robar el tesoro se le aparecía una momia que le daba un gran susto.

Franco Tomás Macén


Los colores del amor

En un reino muy lejano, vivían hadas de todo tipo: hadas de agua, de hielo de aire de las flores y todas las que cumplen deseos.
Un día un príncipe llamado Azrael, el príncipe de los magos,vio a la princesa de los colores llamada Ami y se enamoro de ella.
Cada vez que la veía se enamoraba más y mucho más. Pero un dia tubo que partir y llevar su magia a otros reinos, antes de irse le prometió a Ami volver lo mas rápido posible.
Ami era hermosa muy buena y tenia a su alrededor todos los colores del arco iris.
Durante el día hablaba con las mariposas , paseaba entre las flores y las llenaba de muchos colores y brillos, mientras las brujas del bosque la espiaban y le tenían envidia porque la veían muy feliz.
Entonces, las brujas decidieron encerrarla en una cueva junto con muchos animales mas y a Ami convertirla en sapo y la única manera de romper el hechizo, era si un apuesto príncipe la sacaba de la cueva y la besaba.
A partir de ese momento todas las hadas lloraban y el reino se puso gris.
Cuando Azrael volvió al reino para ver a Ami, se encontró con un lugar gris, sin luz muy triste.
Las hadas le contaron que las brujas del bosque la habían encerrado en una cueva y la habían hechizado con el hechizo del beso.
Azrael subió a su caballo y fue a rescatarla , al abrir la cueva se encontró con tantos animales que tuvo que besar uno por uno hasta llegar al sapo que lo había dejado para lo ultimo, al besarlo se rompió el hechizo y apareció Ami.
El mago y el hada se pusieron tan felices de volverse a ver que se casaron y de esta manera volvieron los colores y la felicidad al reino.

Verónica Cimadoro

 


La anciana y el ratón

Había una vez, una ancianita llamada Angelita. La ancianita vivía en una hermosa casita en el campo. Durante el día, arreglaba el jardín, limpiaba, cocinaba y tejía.
Todas las noches se sentaba en un cómodo sillón, leía uno de sus libros favoritos, tomaba un rico te, y comía una deliciosa porción de torta de chocolate.
Angelita disfrutaba muchísimo de esas noches de lectura, hasta que un día, descubrió que un pequeño ratoncito le comía la torta de chocolate, tomaba su té y ,leía su libro.
Al día siguiente ,se encontró con el cartero y le contó lo que le sucedía, él le aconsejo que comprara un gato así podría atrapar a ese ratón sin vergüenza.
Tan pronto como pudo fue a la panadería, compró la torta y le pidió uno de sus gatos a la panadera. Al llegar se encontró que el gato solo hacia travesuras, destruía sus platos de porcelana y durante la noche dormía mientras que el pequeño ratón comía la torta de choco, leía el libro y tomaba el té.
Al día siguiente, Angelita fue a la verdulería y le contó su problema al señor verdulero quien le aconsejó comprar un perro pero al llegar mientras el gato rompía la casa el perro hacía pozos en el bello jardín y el ratoncito seguía comiendo la torta de choco, tomando el té y leyendo el libro.
Desesperada Angelita le preguntó al señor carnicero que podía hacer y el le respondió que lo mejor era comprar un búho pero al llegar a la casa descubrió que el búho dormía de día y volaba toda la noche rompiendo todos sus bellos adornos de las paredes.
Mientras tanto el gato dormía y el perro también porque estaban súper cansados. Aprovechando esta oportunidad el ratoncito seguía comiendo la torta, leyendo el libro y tomando el té.
La ancianita harta pero muy harta de la situación le preguntó a la veterinaria que animal sería el mejor y ella le recomendó una serpiente. De regreso a casa llovía muchísimo y la serpiente se resfrió entonces la pobre ancianita le tuvo que ofrecer su linda cama y darle la medicina, mientras cada animalito hacía lo que quería el ratón también.
Al ver que ningún animal podía solucionar su problema se le ocurrió una genial idea; comprar una trampera . Esa misma noche le puso queso y esperó dormida en una silla pero al despertar la trampera estaba intacta, su idea no había sido tan buena ya que a este ratón el queso por lo visto no le gustaba.
Angelita pensó, pensó y pensó hasta que llamó al cartero y le dijo que se llevara todos los animales y ordenó toda su casa. Al ratito fue a la panadería y compró una enorme torta de choco y un librito. Cuando llegó la noche mirando su impecable casa llamó al ratoncito le convidó té en una tacita, le sirvió una riquísima porción de torta de chocolate y le ofreció el librito que había comprado. Después de todo era mejor tenerlo como amigo y tener un compañero de lectura ya que era el animalito que mejor se portaba y compartían los mismos gustos.

Camila Sueldo



HABÍA UNA VEZ UN LIBRO LLAMADO UN
BOSQUE ENCANTADO. A ESTE LIBRO LE PASABAN COSAS INCREIBLES Y TEMEROSAS.
EL DUEÑO DEL LIBRO SE LLAMABA BILLY Y VIVÍA EN UNA MANSIÓN RODEADA POR MILES Y MILES DE ÁRBOLES QUE FORMABAN UN INMENSO BOSQUE.
BILLY , UN DÍA DESCUBRIÓ QUE AL FINAL DEL LIBRO HABÍA UNAS HOJAS PEGADAS , PERO LAS DEJÓ ALLÍ , SIN ATREVERSE A LEERLAS.
UNA NOCHE, MIENTRAS BILLY CENABA CON SU FAMILIA SU PERRO BEETHOBEN ARRANCÓ LAS HOJAS DEL LIBRO CON SUS COLMILLOS, SIN SABER QUE EN ESAS HOJAS ESTABA LA DIRECCIÓN SECRETA DEL BOSQUE ENCANTADO.
CUANDO BILLY SE ACOSTÓ A DORMIR VIO DESPARRAMADAS POR LA HABITACIÓN TODAS LAS HOJAS Y DESCUBRIÓ QUE EL BOSQUE QUE RODEABA SU MANSIÓN ERA EL BOSQUE DE SU LIBRO.
BILLY SE DIRIGIÓ AL BOSQUE SABIENDO QUE EN EL VIVÍAN HOMBRES LOBOS, MONSTRUOS Y FANTASMAS PELIGROSOS QUE ATACABAN A TODOS LOS QUE SE ANIMARAN A ENTRAR. MIENTRAS CAMINABA, COMENZÓ A ESCUCHAR


PASOS QUE SE ACERCABAN CADA VEZ MAS RÁPIDO. MUY ASUSTADO SE DIO VUELTA Y AHHH… ERA SU PAPÁ QUE LO LLAMABA, LO LLAMABA PARA IR AL COLEGIO, YA ERA TARDE Y BILLY, UN POCO DESPIERTO Y UN POCO DORMIDO, SE DIO CUENTA QUE TODO HABÍA SIDO UN SUEÑO Y RE CONTENTO SALIÓ DISPARANDO PARA LA ESCUELA.

Camila Sueldo y Lucía Orange


EL LAPIZ MÁGICO

Había una vez un niño llamado Martín .
Martín al salir de la escuela vio un lápiz
tirado en la vereda . Lo levanto y dijo :
-¿qué puedo dibujar? - ¡Ya se un león !
lo dibujo .Cuando termino al parecer
el león se escapo de la pared y se fue
corriendo y rugiendo ,Martín tuvo que
dibujar una gran jaula pero al león no
lo pudo meter. Martín equivocadamente
dibujo varios animales. Esos animales
se metieron en un supermercado .Ellos
armaron un gran lio. Los dueños se pusie-
ron loco por el problema.pero el hijo
del dueño dijo que tal si hacemos con
martín UN SUPERMERMECADO
CIRCO que los animales trabajen y
Se diviertan .El dueño dijo no no no
Estoy de acuerdo. Martín y la familia
del dueño respondieron – si .el dueño
lo pensó bien y su respuesta fue si si
estas bien lo haremos . Ellos empezaron
a hacerlo y a enseñarles a los animales.
Al elefante lo pusieron de cajero, al
Mono de acomodador de latas ,al león
de policía , a la jirafa de limpiadora de
techos , al tigre de envasador los productos,
a la cebra de acomodadora de lácteos,
al cocodrilo limpiador y a Martín como
jefe del mercado
Y ASI FUE EL MEJOR SUPERMERCADO CIRCO

Sofía Schiavo y Lilen Demarco

SOFIA NADA

Sofía nadaba en su escuela y su maestra le dijo:
Nadas como una sirena.
Esa noche al dormir Sofía veía como su cama, que era mágica volaba por los cielos hasta un mar azul. En el mar la cama se transformo en un barco y Sofía se tiro al agua y nado como una sirena. Una ola fuerte la movió y se despertó, era su mama con el desayuno. Y desde ese día siempre cuando se va a dormir y a la pileta piensa e imagina que es una hermosa sirena nadando por el mar azul.

Lilen Demarco

Marquitos y sus juguetes

Había una vez un niño llamado Marquitos.
Cuándo dormía escuchaba ruidos extraños y muy fuertes . Cuando pasaba eso el se iba
a dormir a la cama de su mamá, y su mamá
le decía que era solo su imaginación – pero él le respondía que no era su imaginación él lo escuchaba de verdad . Entonces la mamá le
dijo-mañana nos quedamos despiertos y oímos e el ruido juntos.
Ellos ala noche siguiente
se quedaron escondidos y a la media hora
se sorprendieron al ver que eran los juguetes.
Entonces su mamá le dijo anda y hacete amigo de ellos.
Marquitos fue y se hizo amigo. Y DESDE ENTONCES TODAS LAS NOCHES MARQUITOS
SIEMPRE JUEGA CON LOS JUGUETES .
Claro no tiene más miedo

Lilen Demarco

Los planetas y sus amigos

Había una vez cinco amigos marcianos que se fueron a Marte para ver si había agua. Lo descubrieron, no había agua. De pronto vino una nave espacial, salieron los astronautas y les dijeron: que salgan o los envenenarían. Los marcianos Monki, Sonki, Inki, Conki y Ponki les respondieron que no saldrían de ese lugar por lo tanto tendrían que irse ellos. Otro día Monki, Sonki, Inki, Conki y Ponki, se fueron a otro planeta. Viajando por el espacio Monki se encontró con su papá llamado Comoco entonces el papá le dijo vayan a otro planeta los marcianos hicieron lo que el papá de Monki les dijo. Pasó una hora y llegaron a Júpiter, pero no estuvo tan bueno porque casi los envenenan. Después fueron a la Luna, estaba muy bueno porque se encontraron con cinco amigos más llamados: Chunki, Yinki, Fonki, Tuinki y Ronki. Hicieron una fiesta por encontrar amigos nuevos, pero vino Comoco y les dijo: se tiene que separar porque sino los van a envenenar. Ellos no quisieron hasta que un día se tuvieron que separar sí o sí. Igualmente siguieron siendo amigos y fueron felices.

Ramiro Losada y
Julián Castro

El sueño de Juliancito

Juliancito para los conocidos o Julián para los desconocidos, era un chico común como todos, jugaba al fútbol, con los autitos , con los muñecos , con los soldaditos pero lo que más le gustaba hacer , era estudiar , leer y escribir. El soñaba ser un escritor muy famoso. El soñaba con ser un gran y famoso escritor. Hubo una noche que tuvo un sueño re, re- lindo en el medio del sueño se le apareció un ángel. Y le dijo, vas a ser un buen escritor yo te voy a cumplir el sueño porque vos sos muy bueno . Al día siguiente se despertó y empezó a hacer un cuento. Se hizo un gran escritor salió en televisión y todas las mañanas hacía unos cuentos de todo tipo. Luego se casó , tuvo cuatro hijos y la mujer cocinaba muy rico , los hijos , la mayor fue traumatóloga , el tercero fue futbolista , el segundo fue corredor de autos y la primera fue como su mamá cocinera.
Finalmente fueron felices para siempre, los hijos fueron famosos, tuvieron hijos y fueron felices.

Julián Augusto Castro

UNA LUZ A LO LEJOS

Había una vez, un castillo a lo lejos del bosque y en ese castillo había una princesa, y siempre miraba por la ventana y allí veía una luz a lo lejos. Siempre se prendía y se apagaba , y un día la princesa le preguntó a sus padres sí podía ir a esa casita que se prendía y se apagaba y los padres les dijeron qué no. La princesa un día a la noche se escapó acompañada por su doncella. Llegaron a la casita y abrieron sigilosamente y ¡OH!, había una serpiente que al mirar a la princesa se convirtió en un príncipe y vivieron felices.

Mailén Mansilla

Una noche tenebrosa.

Había una vez un anciano, llamado Norbert, que vivía en un horrible castillo. Él era solitario y muy aburrido, lo que no sabía es que no estaba tan solo como creía.
Una noche Norbert, leía un libro y recordaba cosas del pasado. Él no tenía amigos y todos le tenían miedo.
Esa noche era muy ventosa y por momentos el sonido del viento parecían carcajadas. Norbert no se asustó, de repente sintió ganas de recorrer la parte oculta del castillo. No sabía bien que buscaba pero imaginaba que algo importante pasaría esa noche.
En uno de los pasillos, una ventana se abrió y un remolino entró y tiró unos cuantos libros de una vieja biblioteca. Norbert se acercó a levantarlos y un diario gris, con telas de arañas se le enredó en los pies. La foto de un científico loco sonreía en la portada. La noticia decía que el Doctor Maléficus había muerto en ese mismo pasillo, y sorprendido vio en la foto detrás del Doctor, aquella vieja biblioteca. Las carcajadas volvieron a sentirse y sonaban cada vez más fuertes.
Norbert se abalanzó de un salto hacia la biblioteca, y su cuerpo pasó de largo cayendo del otro lado.
No había más biblioteca, solo tubos de ensayo y horrendos aparatos. Norbert muy asombrado dijo:-¡Oh Dios, que es esto! …

Camila Jiménez

Maria Fernanda Macimiani Escritora, Diseñadora Web Promotora de lectura
Unite a Léeme un cuento  en Facebook
Premio Pregonero Periodismo Digital
Hosting y Diseño Web www.hostingbaires.com.ar
ANUNCIE en este sitio para que podamos seguir dando servicio gratuito COLABORAR: info@leemeuncuento.com.ar

leemeuncuento.com.ar® 2000-2014 leemeuncuento.org®
  ARGENTINA de Maria Fernanda Macimiani © - Diseño, Idea y Selección de Contenidos
Prohibida la reproducción total o parcial. Permitido hacer enlaces directos a los contenidos publicados en el sitio. Contenidos Gratis
Los cuentos y demás textos recibidos se publican sin correcciones siendo responsabilidad del autor la ortografía de su material.