cuentos de duendes y hadas Boletín Electrónico Gratuito de Cuentos y literatura infantil literatura infantil y juvenil cuentos infantiles para leer cuentos para chicos reseñas de libros recomendados

Presentación del libro Sentido y Paz . Concurso poético UPF Argentina . Concurso de dibujo y pintura Afnnerity/UPF Argentina en la que participa como invitada la Poesía "Fin del mundo" de María Fernanda Macimiani, Editora de www.leemeuncuento.com.ar

Sentido y Paz libro poesia, pintura, dibujos concursos UPF Argentina

PROMOCION DE LECTURA Y LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL
Maria Fernanda Macimiani Escritora, Diseñadora Web Promotora de lectura
Unite a Léeme un cuento  en Facebook
Premio Pregonero Periodismo Digital
Hosting y Diseño Web www.hostingbaires.com.ar

Academia Argentina de Literatura Infantil y Juvenil .AALIJ.
Promoción de la lectura, literatura infantil y juvenil y libros para niños. Cuentos Infantiles Cuentos ilustrados de terror y Clásicos Reseñas de Libros para chicos y Novelas Juveniles Audiocuentos Nanas Rimas y Poesía infantil Teatro y Fábulas, Concursos y Talleres de cuentos. Recibimos el Premio Pregonero 2011 BIENVENIDOS!

La Pobre Viejecita

Erase una pobre viejecita
sin nadita que comer
sino carnes ,frutas, dulces,
tortas, huevos, pan y pez.
Bebía caldo, chocolate,
leche, vino té y café
y la pobre no encontraba
que comer ni que beber.
Y esta vieja no tenia
ni un ranchito en que vivir
fuera de una casa grande
con su huerta y su jardín. Nadie, nadie la cuidaba
sino Andrés y Juan y Gil
y ocho criados y dos pajes
de librea y corbatín
Nunca tuvo en que sentarse
sino sillas y sofás
Con banquitos y cojines
y resorte al espaldar.
Ni otra cama que una grande
mas adornada que un altar
con colchón de blanda pluma,
mucha seda y mucho ola.
Y esta pobre viejecita cada año hasta su fin
tubo un año mas de vieja
y uno menos que vivir
Y al mirarse en el espejo
la espantaba siempre allí
otra vieja de antiparras,
papalina y peluquín.
Y esta pobre viejecita
no tenia que vestir
sino trajes de mil cortes
y de telas mil y mil.
Y a no ser por sus zapatos,
chanclas, botas y escarpín,
descalcita por el suelo
anduviera la infeliz.
Apetito nunca tuvo
acabando de comer,
ni gozo salud completa
cuando no se hallaba bien.
Se murió de mal de arrugas,
ya encorvada como un 3,
y jamás volvió a quejarse
ni de hambre ni de sed.
Y esta pobre viejecita
al morir no dejo mas
que onzas, joyas, tierras, casas,
ocho gatos y un turpial.
Duerma en paz, y Dios permita
que logremos disfrutar las pobrezas de esta pobre
Y morir del mismo mal
 
( Rafael Pombo poeta)

ANUNCIE en este sitio para que podamos seguir dando servicio gratuito COLABORAR: info@leemeuncuento.com.ar

leemeuncuento.com.ar® 2000-2014 leemeuncuento.org®
  ARGENTINA de Maria Fernanda Macimiani © - Diseño, Idea y Selección de Contenidos
Prohibida la reproducción total o parcial. Permitido hacer enlaces directos a los contenidos publicados en el sitio. Contenidos Gratis
Los cuentos y demás textos recibidos se publican sin correcciones siendo responsabilidad del autor la ortografía de su material.